la empresa          servicios         soluciones          escoge valor         madera            slideshow   blog   contacto

Gestión Integral de Proyectos y Obras

Herramientas utilizadas para la Gestión Integral de Proyectos (grafo PERT)

 

 

En Cathenaria creemos que la Edificación no tiene por qué ser la "hermana pobre" de la Industria.

 

Las obras, las reformas, la construcción en general no debe tener esa fama de "proceso incierto" en el que los plazos y los costes son meramente aproximativos.

 

Es por eso que nos gusta aplicar los métodos más rigurosos al proceso constructivo.

 

La Gestión Integral o project management es la herramienta que más nos acerca a este objetivo.

 

Aunque no es un método novedoso (sus fundamentos datan de los años 50 del siglo pasado), la complejidad de las herramientas utilizadas para ponerlo en práctica y la necesidad de profesionales formados en dichas herramientas, han relegado esta práctica a obras de gran entidad y la han alejado del gran público.

 

Si bien es cierto que existen muchas empresas que ofertan una "gestión integral" de las obras o las reformas, ésta no es tal, pues no contempla el uso de las herramientas adecuadas como las Técnicas de revisión y evaluación de proyectos (redes PERT o método de la ruta crítica), diagramas Gantt o diagramas de precedencias.

 

Estas empresas ofertan una Gestión Integral sólo de nombre, con toda la incertidumbre que ello conlleva.

 

Es por ello que en Cathenaria apostamos por introducir este concepto en el ámbito de las obras del gran público, con todas las garantías de gestionar un proyecto con las herramientas adecuadas.

 

A continuación exponemos las dudas más frecuentes que nos encontramos entre nuestros clientes:

 

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA GESTIÓN INTEGRAL DE PROYECTOS Y OBRAS

 

¿Qué es la Gestión Integral de Proyectos y Obras?

 

Es la manera más innovadora, profesional y rigurosa de concebir el acto constructivo.

 

 

¿Para qué sirve?

 

Para evitar los típicos problemas del sector de la construcción: costes excesivos, plazos alargados,

sorpresas varias, baja productividad y objetivos cumplidos a medias.

 

En definitiva: para optimizar el proceso constructivo.

 

 

¿Cómo funciona?

 

Abordando la actividad constructiva desde una perspectiva técnica y global.

 

Esto significa diseñar un proceso que nos lleve al objetivo deseado y utilizar un método que permita optimizarlo.

 

El proceso se diseña con reuniones multidisciplinares que definen las actividades necesarias y los tiempos necesarios para ejecutarlas.

 

Al frente de este proceso, se coloca a un profesional con los conocimientos técnicos necesarios para dirigirlo. Éste técnico se conoce como Gestor de Proyecto.

 

El cometido del Gestor es llevar a cabo el proceso diseñado con el mínimo coste posible y en el menor tiempo posible.

 

Sus conocimientos, experiencia y el uso de las herramientas adecuadas, le permite anticiparse a las dificultades del proceso, revisándolo constantemente y adaptándolo a la realidad de la obra.

 

 

¿Qué persigue la Gestión Integral?

 

Alcanzar el objetivo deseado ahorrando tiempo y dinero.

 

El ahorro de tiempo se consigue:

 

. planificando el proceso desde una perspectiva técnica rigurosa

 

. ajustándolo constantemente, eliminando o minimizando holguras entre actividades

 

. adaptándolo rápidamente a los imprevistos

 

El ahorro de dinero se consigue:

 

. con todo lo anterior, pues el tiempo es dinero

 

. escogiendo las soluciones técnicas adecuadas

 

. con una revisión minuciosa de cada partida en la licitación

 

. manteniendo a todos los agentes involucrados dentro de los parámetros tolerables

 

 

¿A quién beneficia?

 

A todos, por los siguientes motivos:

 

Al propietario, porque le evita tener que lidiar con las dificultades propias de la construcción para las que no está preparado, interponiendo entre él y los demás agentes la figura del Gestor. Esta mediación repercute en un ahorro importante de tiempo y dinero.

 

Al Gestor, porque le permite desarrollar la actividad profesional para la que está formado en toda su magnitud, generando un modelo de negocio acorde con sus capacidades y honesto con su profesión.

 

A los demás agentes del proceso constructivo: administración, contratistas, suministradores, y proveedores, pues profesionaliza el sector en su conjunto y lo aproxima a la industria, donde los costes, plazos y condiciones son más estrictos y la precisión, el rigor y la exigencia son mayores.

 

¿Cuánto cuesta?

 

Nada.

 

¿Puedes repetir esto último?

 

Aunque, evidentemente, el servicio de Gestión Integral conlleva unos honorarios; éstos siempre serán menores que el ahorro que se consigue con él.

 

Pongamos un sencillo ejemplo:

 

Supongamos un propietario que quiere realizar una ampliación de su vivienda para construir, por ejemplo, un garaje.

MÉTODO TRADICIONAL

 

El propietario se encarga de contratar por separado los diferentes servicios y materiales necesarios, compara presupuestos y calidades y adjudica en función de su criterio como cliente. Tiene que informarse de los condicionantes urbanísticos, las características de los materiales, el rendimiento energético de las soluciones y velar por sus intereses frente a cada uno de los agentes intervinientes.

 

 

El resultado es un desembolso de 29.000 € y muchas horas dedicadas a gestionar un proceso del que desconoce los entresijos, de argumentos que tal vez no sepa rebatir y supervisión de los trabajos en su propiedad.

 

MÉTODO DE LA GESTIÓN INTEGRAL

 

El propietario contrata a un Gestor cuyo único cometido es cumplir el objetivo velando por los intereses de la propiedad. Éste hace el trabajo de campo desde una perspectiva técnica y con los conocimientos necesarios para negociar mejores precios. Además, gestiona las operaciones con la administración y analiza dónde y donde no merece la pena ahorrar. Optimiza los plazos mediante la planificación y la organización y gestiona el proceso para obtener un coste menor. Después, pasa sus honorarios al propietario.

 

 

 

El resultado es un desembolso de 27.850 € y un enorme ahorro en tiempo dedicado al proceso, puesto que tan sólo necesita unas pocas reuniones informativas con su gestor.

 

Ha conseguido un ahorro del 4% y se ha evitado muchos dolores de cabeza.

 

 

 

Esta es la explicación de por qué la Gestión Integral resulta rentable.

 

 

 

¿Es aplicable a cualquier obra?

 

Por supuesto.

 

El método de la gestión integral puede ponerse en práctica en actuaciones modestas, como las habituales reformas de cocinas o baños. Aunque menos complejos, no dejan de ser procesos susceptibles de ser optimizados mediante una buena planificación, organización y gestión.

 

También es cierto que en obras tan sencillas, puede que el propietario no necesite un gran esfuerzo organizativo y no haya una complejidad técnica que lo coloque frente a decisiones difíciles. En ese caso, la figura del gestor no resulta relevante, pudiendo resolverse por el método tradicional con garantías.

 

Aún así, el fundamento de la gestión integral sigue siendo válido en presupuestos pequeños y siempre producirá un ahorro de tiempo y dinero.

 

 

¿Cuáles son los pasos a seguir?

 

Si tiene la necesidad de efectuar una obra y está pensando en la Gestión Integral para llevarla a cabo, Cathenaria le ofrece su experiencia en este campo y los profesionales más adecuados.

 

Como no hay dos personas iguales, no hay dos proyectos iguales; por lo que el primer paso es concertar una reunión entre el propietario y el futuro gestor, preferiblemente en el lugar de la actuación.

 

Él le escuchará atentamente y tratará de recabar toda la información posible sobre sus necesidades y sus ideas previas.

 

Observará el lugar, medirá y tomará nota de todo aquello que considere relevante y le hará sencillas preguntas para aproximarse a sus planteamientos y a su concepción de la arquitectura.

Obtendrá una visión global de lo que hay que hacer y se marchará de allí con una idea clara a desarrollar.

 

Es en el estudio donde el equipo en su conjunto define esa idea y, entre todos, se elabora la propuesta inicial: aquella que, reuniendo todos los requerimientos, es la base sobre la que empezar trabajar.

 

Una vez le sea mostrada esa propuesta y se dé el OK inicial, empezará el diseño del Proceso para llevarla a cabo y la utilización de las herramientas adecuadas para optimizarlo, utilizando todos los recursos del estudio para tal fin.

 

Usted sólo necesitará unas breves reuniones periódicas con su Gestor para ser informado de las cuestiones verdaderamente relevantes y podrá despreocuparse de todo lo demás.

 

Tendrá un único interlocutor a su servicio que resolverá todas sus dudas y lo guiará hasta el objetivo deseado, con el menor coste, en el menor tiempo.

 

En el siguiente enlace puede descargar el documento en pdf que ilustra los primeros pasos de una correcta Gestión Integral de Proyectos y Obras.

 

home

 

Funcionamiento de "arranque" de la Gestión Integral de Proyectos y Obras Cathenaria.
Gestión Integral de Proyectos y Obras Ca[...]
Documento Adobe Acrobat [575.4 KB]

 

 

 

En definitiva, apostar por la verdadera Gestión Integral es apostar por nuestra profesión, por una edificación moderna e innovadora alejada de los estereotipos de siempre y por la máxima satisfacción del cliente como objetivo irrenunciable.

 

Asesórese sin compromiso en nuestra página de contacto.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Cathenaria Soluciones Técnicas. Galicia (Spain) Tel. +34 605 932 969